Cómo realizar los trámites para dar de baja una moto en la DGT

Cómo tramitar la ley de dependencia

En España hay muchas personas que no pueden valerse por sí mismas. Ciudadanos que, a causa de alguna condición de salud, necesitan el apoyo de otros. Estas razones fueron suficientes para motivar la creación de la Ley de Dependencia. Aquellos que sean beneficiados por esta ley, tendrán un soporte (subsidios, asesorías, favores, etc.) y una manera de fomentar su independencia. Si estás interesado en saber cómo tramitar la ley de dependencia, vas en la dirección correcta. Te presentamos los aspectos más relevantes de este derecho y te mostramos como acceder a él.

¿En qué consiste el trámite y qué comporta?

Si vas a tramitar la ley de dependencia, debes conocer cada uno de los elementos que implica. Con esta gestión, el objetivo es que las personas declaradas en dependencia reciban los tratamientos y consideraciones que su estado demanda. Como lo hemos dicho en un principio, estos individuos no cuentan con la capacidad de cuidarse. No obstante, existen distintos niveles de dependencia y es algo que veremos en este espacio. Para continuar con la diligencia, asegúrate de tener los siguientes papeles:

  • Planilla de petición. La puedes pedir en la oficina correspondiente a tu localidad o descargar en la página web de dicho ente.
  • Acta de salud. Tiene que estar emitida por un Centro de Salud.
  • Identificación. Bien sea DNI, NIE o pasaporte.
  • Identidad del asesor legal. Los documentos vigentes, tales como DNI, NIE u otros.
  • Libro de familia. De ser un niño el que precisa esta ganancia.
  • Certificado de empadronamiento. Los trámites para empadronarse son sencillos, solo necesitas dirigirte al ayuntamiento.
  • Reporte de la incapacidad. El documento donde se explica la condición que promueve el amparo.

¿A cuál establecimiento ir para disponer de la ley de dependencia?

Cada una de las Comunidades Autónomas de España tiene la autoridad para atender las peticiones en materia de salud y prestaciones sociales. En el particular de la Ley de Dependencia, se debe comparecer en los servicios sociales de los municipios o los establecimientos de Atención Primaria. Para mayor claridad, debes conocer cuál es el Centro de Salud principal de la Zona Básica de Salud donde vives.

Una vez que estés ahí, encontrarás a un encargado que te explicará los detalles de la postulación y despejará tus inquietudes. Si eres un representante, ten en cuenta que debes observar al necesitado para emitir mejor los consejos.

Requerimientos a cumplir para acogerse a la ley de dependencia

La legislación ha determinado cuáles son las imposiciones que debe cumplir el usuario para percibir los servicios que brinda esta ley. Son dos condiciones las que se prevén.

En primer lugar, se valora que la situación de la persona dependiente no se pueda revertir. En otras palabras, que la dependencia sea permanente o que su estado no le deje tener autonomía para las tareas más básicas (bañarse, vestirse, comer, etc.). Y, lo que exigen de segundo, es que la persona esté residenciada en la entidad territorial en la que se exige el derecho. El tiempo es definitivo, puesto que se debe haber vivido en el país por 5 años (los 2 años finales sin interrupción).

¿Quiénes pueden hacer la tramitación?

Conjuntamente con saber cómo tramitar la Ley de Dependencia, necesitas entender cómo se maneja esta demanda. Si la persona dependiente no tiene las capacidades para desenvolverse (en la mayoría de los casos es así), la tramitación es responsabilidad de allegados o terceros. Hablamos de sus familiares, representantes o, incluso, de la administración pública.

Grados de dependencia

El único órgano que tiene competencia en la estimación de los grados de dependencia es la Administración Pública. La indagación, evaluación o investigación a los particulares se hace por medio del Servicio de Valoración de la Dependencia. Este grupo de profesionales comparece en la vivienda del dependiente, establece un diálogo, visualiza el entorno en el que vive, comprueba cada aspecto y más. Finalmente, se obtiene una conclusión y se le identifica dentro de una categoría de dependencia.

¿Cuáles son?

Los grados de dependencia serán los siguientes:

  • Primera magnitud. Esto quiere decir que el ciudadano está sujeto a cuidados de otros de manera leve. Entendiendo que el apoyo se precisa ocasionalmente o una sola vez al día.
  • Segunda magnitud. Al individuo no le hace falta una figura para sus cuidados en todo momento (las 24 horas del día, no). Sin embargo, es indiscutible que sí demanda la colaboración de dos a tres veces en un día.
  • Tercera magnitud. Las circunstancias son complejas y la persona está bajo una tutela. Ya que no puede ejercer la mayoría de las acciones durante el día.

¿Qué beneficios aporta la ley?

Ya sabemos que hay distintos niveles de inhabilidad. Al hacer los encuentros, se pretende detectar cómo vive el dependiente. Así es posible construir un programa individual, que se concentre en todos los factores esenciales de su vida. Para ser concretos, serían los familiares, económicos, sanitarios, etc. Esto hace que el auxilio sea diferente en cada proceso:

  • Servicio de atención inmediata.
  •  Fomento de medios de vida sanos, prevención y recuperación.
  •  Compañía en el hogar.
  • Asesoramiento al tutor no experto.
  • Institutos de cuidado.
  • Distintas concesiones al domicilio.
  • Contribuciones monetarias al encargado no profesional, a cuenta de determinado servicio y para un ayudante particular.

Paso a paso de cómo tramitar la ley de dependencia

Te diremos cuáles son los pasos para tramitar la ley de dependencia.

  1. Completa la planilla del trámite. La puedes conseguir en el Centro de Servicios Sociales de tu comunidad.
  2. Proporciona la documentación que te explicamos en un principio.
  3. Se revisará de manera minuciosa que los papeles entregados estén en orden. De no ser el caso, se te concederán unos días para cumplimentar la solicitud.
  4. El ente acordará contigo el día y la hora de la cita en el hogar.
  5. Te llegará un correo con todos los detalles que crean pertinentes los Servicios Sociales, junto con la categoría de dependencia
  6. En un plazo de 2 meses o más, se trabajará para puntualizar los tratamientos que aplican al interesado. A esto se le conoce como Programa Individual de Atención y también atiende a las predilecciones de cada caso.
  7. Cuando el estudio haya sido finalizado, le harán saber cuál es el arreglo. Y listo, tendrás el soporte que aspirabas.   

Ya sabes todo sobre cómo tramitar la Ley de Dependencia. ¡Es tu momento de abogar por esos derechos!

Ir arriba