Cómo reclamar la cláusula suelo al banco

¿Cómo reclamar la cláusula suelo al banco?

Es notable que las prácticas de los bancos en los últimos años han sido diseñadas para aprovecharse de los consumidores. El hecho de jugar con el desconocimiento y con ello obtener cantidades exorbitantes al mes es una estrategia poco honrosa. Gracias a las demandas más oportunas, la ciudadanía ahora tiene derecho a exigir el reembolso de un dinero que no debieron haber cancelado. Tal como sucede con los gastos de hipoteca, la cláusula suelo también se ha vuelto una realidad palpable y de justicia para el propietario. Si quieres saber cómo reclamar la cláusula suelo al banco, los plazos, si estás en posición de demandar y más, sigue leyendo. 

¿En qué consiste el trámite y qué comporta?

En mayo del año 2013, el Tribunal Supremo cambió drásticamente el panorama financiero al abolir la cláusula suelo. Luego de estudiar las bases de esta operación y los factores influyentes, se evidenció que no había claridad y que los importes pagados eran desmedidos. Estos antecedentes junto a otros años de sentencias y disposiciones jurídicas fueron necesarios para impulsar los trámites subyacentes.

Así pues, lo que se logra con esta gestión es realizar la solicitud y recibir un dinero que nunca tuvo que cobrarse. La documentación a emplear es la siguiente:

  • DNI. DNI, NIE o cualquier otro documento que te identifique como el titular. 
  • Carta. El modelo de la carta para reclamar la cláusula suelo lo encontrarás en Internet. Básicamente, se trata de un escrito que solo tienes que rellenar con tus datos personales y los del préstamo hipotecario. 
  • Contrato. El documento en donde se causa el crédito hipotecario, el cual contiene todas las disposiciones y políticas impuestas por la entidad. 
  • Facturas y comprobantes. Todos los documentos que exhiban los pagos realizados mes a mes. 

¿Qué es la cláusula suelo?

En un contrato de hipoteca, se determina un tipo de interés que no corresponde a la fluctuación de los índices interbancarios. Este se conoce como cláusula suelo y su fin es que el interés adeudado siempre tenga asegurado un porcentaje fijo. En sí, esta clase de hipoteca se identifica como variable. Dado que su interés está constituido por los índices de tasación (normalmente de Euríbor) y la cláusula suelo que es una cuantía estable. Como las cifras de Euríbor y similares tienden a oscilar tanto, los bancos hacen una revisión cada año del porcentaje fijo para tener una tarifa afianzada. En ese sentido, el sujeto pasivo nunca se aprovechará de la disminución de los índices. 

¿Por qué se presume inapropiada?

La crisis en España ha afectado las inversiones, hipotecas y demás actividades en el sector económico. Así pues, cuando el caos financiero estaba en pleno apogeo, Euríbor presentaba un 3 % y, tiempo después, fue negativo. Por consiguiente, lo esperado era que los clientes tuvieran que abonar una cantidad reducida y no fue así. Los bancos habían actuado, en muchos casos, sin informar a sus clientes. A tal efecto, el contraste entre lo que debió ser y lo que en realidad era fue muy grande y difícil de ocultar. Por lo tanto, las entidades financieras fueron protagonistas de numerosas demandas.

Estas fueron las razones que fundamentaron la declaración del TJUE e hicieron posible el fin del suelo. Era completamente visible que esas prácticas bancarias no tenían una base honesta y, por ende, no podían conseguir la aprobación de la normativa comunitaria.   

¿Quién puede reclamar la cláusula suelo?

El dinero que costó la cláusula suelo lo pueden recuperar todos los perjudicados. Eso sí, hay ciertos parámetros puntuales que establece el Tribunal: 

  • Es preciso contar con el estado legal de cliente o usuario. Lo que quiere decir que es para personas físicas que no tienen un proceder comercial, financiero o profesional de ningún tipo. Por consiguiente, los individuos que trabajan en estas áreas no cuentan con el beneficio. Aunque hay determinados jueces que ofrecen una solución para dichos casos. 
  • En su momento, tuvo que existir una omisión de la verdad en la implementación del cobro mínimo. Eso es lo que justifica la devolución del dinero, ya que es un precepto abusador. En definitiva, para que cuente, debe haber sucedido alguna de las situaciones siguientes:
    • La cláusula se ejecutó sin el conocimiento del titular.
    • El interés no estaba expuesto entre las condiciones del préstamo hipotecario antes de firmar, solo en el contrato concluyente.
    • Hubo una desigualdad muy grande entre el suelo y el techo hipotecario (la cifra máxima establecida, el contrario del suelo). 

Plazo para reclamar la cláusula suelo

Es seguro que, debido a la intervención mediática, te hayas preguntado hasta cuándo se puede reclamar la cláusula suelo y si todavía es posible. Hay mucha información y diversas interpretaciones de los códigos que llevan a los juristas a hacer especulaciones. Precisamente porque hay malentendidos alrededor de ciertas disposiciones jurídicas. 

El error está en creer que hay un plazo de 5 años, posterior a la ejecución del contrato, para tramitar la reclamación. En realidad, se puede exigir la invalidación del suelo en cualquier lapso de tiempo, no hay limitaciones. Una vez que el Supremo haya dado su consentimiento parcial o absoluto, hay un intervalo de 5 años para hacer valer la devolución del dinero. Anteriormente era de 15 años, pero fue reducido en el 2015. Esto representa un impacto millonario para entidades como Bankia, Caja Rural, Santander e Ibercaja, quienes desde hace un tiempo están llevando a cabo los reembolsos. 

Paso a paso de cómo ejecutar los trámites para reclamar la cláusula suelo al banco

Aquí aprenderás qué hacer para reclamar la cláusula suelo, ¡sigue los pasos!

Banca

Esta es la forma de reclamar la cláusula suelo gratis: 

  1. Acude al área de servicio a clientes de la banca y presenta la demanda.
  2. Al haber estudiado el caso, la entidad te extenderá una propuesta y mostrará los cálculos pertinentes. No necesariamente te otorgará el dinero, también es posible ofrecer una reducción del monto adeudado de la hipoteca u otro. 
  3. Si hay un acuerdo, el resarcimiento estará listo a tres meses de la solicitud.

Juzgado

Si no hay respuestas o las proposiciones no son lógicas, solo queda ir ante un juzgado.

  1. Contrata a un abogado particular o ve a la asociación de consumidores para conseguir a un profesional.
  2. Prepara la denuncia en conjunto con el experto y haz la comparecencia. 
  3. Espera las resoluciones del juzgado. 

Estás al tanto de cómo reclamar la cláusula suelo al banco, ¡ya puedes hacer valer tus derechos!

Ir arriba