Cómo opositar en España

Cómo opositar en España

Ejercer como funcionario puede ser el sueño de muchas personas en el país. A pesar de que todos están conscientes de la gran preparación que conlleva, existen valientes que se dedican a superar este reto. Es por eso que se necesita saber cómo funciona lo de las oposiciones y es justo el aporte que queremos hacer en este espacio. Quédate leyendo y conocerás cómo opositar en España. También tendrás los requisitos, documentación, respuestas a las dudas más comunes y muchos datos útiles para tu estudio. 

¿En qué consiste el trámite y qué comporta?

Con este trámite lo que se quiere lograr es tener un puesto de trabajo en la Administración Pública. Existen diversas plazas para distintas áreas de ocupación e incluso algunas requieren de un menor grado de profesionalización que otras. Por otra parte, hay una documentación que se precisa en general (ciertos órganos piden algún documento específico). 

  • DNI. Como en todos los trámites, tiene que estar en vigor. Para esta gestión tendrás que hacer una fotocopia compulsada.
  • Comprobante de tasa. La convocatoria de la Administración tendrá las condiciones específicas. Lo seguro es que deberás cancelar una tasa (el monto lo sabrás en la convocatoria) y conservar la justificación de dicha colaboración. 
  • Titulación. Las titulaciones necesarias para el acceso a la función pública se tienen que comparecer en una fotocopia compulsada. 
  • Méritos. Si posees méritos o experiencias sobre las que podrías hacer una acotación, realiza una fotocopia para justificarlos.

¿Qué es una oposición?

La oposición es el proceso de elección que realizan los entes públicos para conceder una labor a un ciudadano. Las personas que son aceptadas se convierten en funcionarios, tienen la ventaja de contar con un empleo estable y bien remunerado. Todo este procedimiento es demandante e imponente porque se basa en los principios constitucionales. En sí, hablamos de justicia, capacidad y equidad. 

Es habitual que el proceso conste de exámenes y evaluaciones para verificar las destrezas que tienen los interesados en opositar en España. De manera que el puesto no lo puede ocupar una persona que no esté cualificada. Una vez que las pruebas han sido realizadas, los encargados establecerán todos los resultados en orden. El objetivo es priorizar los puntajes más altos y darle oportunidades a los que tengan mayor capacidad. 

El Estatuto Básico del Empleado Público ha comentado que la demostración no siempre es igual. En realidad, los aspirantes pueden justificar sus facultades por medio de una vía escrita, oral o física. En conclusión, las personas que estén optando por ser funcionario público en España tendrán que ver esto como una serie de etapas, las cuales podrán satisfacer con acciones de su propio conocimiento. 

Requisitos para opositar en España

Los requisitos para presentarse a oposiciones serán singulares en algunos casos. Ya que esto tiene que ver directamente con el cargo a ocupar. Así que en esta parte nos dedicamos a las disposiciones genéricas para que tengas una idea. 

  • Ser español (para algunos puestos se aceptan nacionalidades europeas y ciertos extranjeros).  
  • Haber cumplido 18 años y no estar en edad de jubilación obligatoria. 
  • No contar con una resolución judicial que prive de realizar un empleo en el área pública. 
  • Estar formado para el desempeño de los cometidos. Cada cargo tiene una particularidad. Un guardia civil, entre todos los papeles que desarrolla, tendrá que custodiar las vías de comunicación. No es igual que el trabajo de un oficinista que tiene que redactar documentos, revisar, clasificar, etc. 
  • No haber cometido una falta grave en cualquier otro trabajo ejercido en los órganos públicos o Administraciones. Es decir, no poseer un expediente sancionador
  • Comprender las posibilidades físicas y psicológicas para realizar el trabajo. En pocas palabras, no tener discapacidad psiquiátrica o física (esto, nuevamente, será de acuerdo a las necesidades del puesto).
  • Estar dentro del perfil profesional requerido y disponer de los documentos indicados. 

¿A qué oposiciones puedes optar con tu titulación? 

Si te has preguntado qué hay que hacer para opositar, uno de los primeros pasos es saber a qué clasificación puedes aspirar según tu titulación. Los funcionarios se dividen en grupos. 

A1 y A2

El grupo A1 acoge a los funcionarios de la jerarquía más alta. Esta clasificación admite títulos como licenciatura, máster o doctorado. Aunque no basta con una licenciatura como única capacidad, en la mayoría de los casos el aspirante requiere estudiar una especialidad que lo acondicione para una función especial. Algunos trabajadores públicos son jueces, docentes universitarios, inspectores de Hacienda, etc. Por otro lado, el A2 engloba ingenieros, licenciados y es muy parecido al A1. El grado universitario debe ser concreto. 

B

Para entrar en el grupo B es preciso contar con un título de Técnico Superior. En esta sección están los informáticos, técnicos en radiología, forestales y otros similares.

C1 y C2

El grupo C1 demanda un título de Bachillerato, Formación Profesional (FP) o, lo que igual, un Grado Medio. Este es el nivel para quienes tienen saberes contables o administrativos. Con respecto al C2, se solicita una certificación de ESO. La tarea a ejecutar es mecanografía, atención al cliente y otros. 

Oposiciones sin carrera

En el último nivel no hace falta tener una carrera o una formación educativa siquiera. En esta área están los repartidores, vigilantes, conductores y más. 

Paso a paso de cómo opositar en España

Después de leer la información anterior te debes estar cuestionando cómo presentarse a oposiciones en España y dónde hay que ir para informarse. Para responder estas preguntas, observa las instrucciones. 

  1. Ubica el BOE (Boletín Oficial del Estado) o el boletín de la Administración para encontrar las propuestas de trabajo público.
  2. La Administración publicará en los primeros meses del año las bases (ahí encontrarás toda la información sobre dicho empleo y sus evaluaciones) y la convocatoria para solicitar la plaza. 
  3. Compilar los papeles solicitados. Si no los tienes para la fecha no podrás postular. 
  4. Estudiar los temas propuestos. De hacer falta, puedes buscar asesoría académica o investigar los temarios precedentes para estar más preparado.
  5. Redactar la instancia de oposiciones con tus datos (las orientaciones están en las bases). 
  6. Llevar la documentación e instancias al Registro General del Ayuntamiento.
  7. Atender al BOE para saber si estás en la lista provisional de admitidos. De existir un error, puedes comunicarlo en un plazo aproximado de 20 días. 
  8. La lista definitiva de admitidos es la que abre la puerta para hacer la prueba. 
  9. Hacer las evaluaciones correspondientes.
  10. Verificar el listado de aprobados y, de ser necesario, entregar la documentación propia del oficio. 

Ya entiendes cómo opositar en España. ¡Éxito!

Ir arriba