Trámites para conseguir un certificado de actividades

Trámites para conseguir un certificado de actividades

Las personas que hacen transporte están en la obligación de mantener un control, respaldo o registro sobre su trabajo. Uno de los deberes que ha logrado sembrar más dudas es el certificado de actividades. Por eso, te damos las herramientas para que puedas resolver sin complicaciones las exigencias de este documento. Las inquietudes las puedes despejar en este espacio, donde te hablaremos de qué se tratan los trámites para conseguir un certificado de actividades y toda la información imprescindible. ¡Sigue leyendo!

¿En qué consiste el trámite?

El trámite se ha ido gestando desde hace años, cuando finalmente se afianzó en el reglamento UE 165/2014, surgieron inconvenientes y tuvieron que hacerse algunas aclaratorias. Lo que se desprendió de aquellas respuestas fue que la utilidad del trámite se encuentra en una justificación más. Es decir, su objetivo es argumentar cuando el tacógrafo no ha presentado ningún dato. Es válido solo al tratarse de casos que están fuera de las manos del conductor. 

La información es bastante importante, ya que, al no contar con ningún tipo de soporte, se corren riesgos. Esto, por lo general, acarrea sanciones económicas. Entre las maneras de evitar dichas consecuencias indeseadas está el certificado de actividades.  Existen varios requisitos y razones para realizar esta gestión que se verán más adelante. 

¿Qué es el certificado de actividades?

En principio, el tacógrafo es un dispositivo que recolecta toda la información sobre la utilización de un vehículo. Son de gran relevancia en España porque se puede conocer con fiabilidad los trabajos que han realizado los conductores de carretera y evitar que el comportamiento de dichos trabajadores esté fuera de lugar. 

En este sentido, los datos que el tacógrafo comprende son varios: la cantidad de kilómetros que se han recorrido, la rapidez, los períodos de inactividad y demás cuestiones relacionadas con la persona que conduce. De forma que, si no cuentan con estos registros, la compensación se hace con el certificado de actividades. 

Este certificado es presentado como una prueba de que no se ha empleado el tacógrafo por razones que se pueden demostrar y tienen validez. También se le llama Leave Letter, que es igual a decir carta posterior. Uno de los puntos que ha causado mayor confusión es si se utilizará para reemplazar las acciones del dispositivo y la respuesta es no, no se le insta al conductor a hacer los registros manuales sobre lo que le corresponde al aparato.  No obstante, es un documento necesario para dar fe de que la ley está siendo obedecida.  Por otra parte, entre los motivos que pueden resultar sensatos para cumplimentar el certificado de actividades tenemos que: 

  • El chófer no ha realizado las actividades usuales por encontrarse incapaz. En concreto, al tratarse de un tema de salud. Para corroborar esto, hay que tener una verificación médica. 
  • Se tomó un tiempo vacacional (tiempo mayor a una jornada). 
  • Tiene permiso de faltar (solo si se extiende a más de 90 horas a la semana).
  • La conducción no se ejecutó por estar desempeñando otro trabajo distinto. 
  • El automóvil que ha sido manejado no está contemplado en la parte de plazos de conducción y descansos del Reglamento (CE) 561/2006. 
  • El carro no tiene incorporado un tacógrafo. 
  • El vehículo dejó de utilizarse por compromisos legales.

¿Quiénes están obligados a tramitar el Certificado de Actividades?

Hay varios aspectos a tener en cuenta. Se sabe que está dirigido a los automovilistas, aun así, es propicio comentar otros factores que entran en la categoría para hacerlo verídico:

  • La leave letter tendrá que estar firmada por el responsable de la compañía de transportes y, por supuesto, por la persona que conduce el vehículo. 
  • El particular del ciudadano que labora por cuenta propia o autónomo es que tendrá que firmar en representación de dos roles. Tanto conductor como encargado del negocio. 

Otra de las observaciones que se hacen es que, al completar el certificado de actividades a mano, habrá que cuidar la presentación (sin manchas, arrugas o errores) y la legibilidad. Además, este documento es posible firmarlo con antelación cuando se conozca o se tenga prevista la ruta de regreso del conductor. Y, aunado a eso, le es concedida una facilidad al aceptar una remisión vía fax cuando no haya sido factible o realizable una visita a la compañía. 

¿Es un trámite obligatorio?

La responsabilidad recae directamente sobre los dueños de las sociedades de transportistas y los que manejan los carros en sí. Según muchos expertos, la estipulación de este certificado ha creado una laguna legal y circunstancias inciertas para quienes efectúan estas actividades laborales. 

De hecho, hay una discrepancia acerca de las sanciones descritas en la LOTT, específicamente en el artículo 140.1 24. Primero, porque la Comisión Europea ha expresado que no se debe penar a los trabajadores que no tengan al día información. En especial sobre las actuaciones que ejercen cuando no emplean el automóvil. Después de eso, está la información de que la sanción podría llegar a ser de hasta 2000 euros por la ausencia de este documento. 

No obstante, este trámite no es exigible en la actualidad. Asimismo, tenemos que hacer un paréntesis para comentar que el registro que efectúa el tacógrafo es imprescindible entregarlo. Antes de que tenga lugar el control, se debe comparecer el disco del tacógrafo o las respectivas páginas que contienen los datos. Entonces, la importancia que tiene el aparato de registro para la correcta administración hace que todavía sea adecuado entregar el certificado. Aplicando solo para las situaciones que fueron expuestas con anterioridad.

Paso a paso de cómo ejecutar los trámites para conseguir un certificado de actividades

Después de haber entendido varios puntos importantes sobre el certificado de actividades, es propicio dar las instrucciones finales que te permitirán cumplir con tu objetivo. Lee atentamente los siguientes pasos: 

  1. Introduce la búsqueda “Certificación de Actividades” en el navegador y descarga el documento en PDF. 
  2. Imprime la página.
  3. Al tener el formulario en mano, empieza a rellenar con tus datos personales y los de la empresa
  4. Ubica las firmas en los lugares correspondientes (representante y chófer).
  5. Finalmente, es preciso decir que solo se acepta en la Administración cuando las firmas se estampan previas al recorrido. 

Los trámites para conseguir un certificado de actividades no son complicados de realizar ni te darán un dolor de cabeza. ¡Qué tengas un buen viaje!

Ir arriba