Trámites para crear una empresa en España

Trámites para crear una empresa en España

Hoy en día muchas personas tienen el tema laboral por su cuenta, es decir, de manera independiente, pues utilizan las nuevas tecnologías para crear espacios innovadores y propiciar proyectos. Es evidente que los cambios están sucediendo y los individuos están dispuestos a forjar su camino. Incluso cuando la economía no está en su mejor momento, se puede trabajar en favor de un sueño. Es por eso que los trámites para crear una empresa en España son tan necesarios. ¡Te daremos todas las pautas y consejos!

¿En qué consiste el trámite y qué comporta?

Una vez que se decide emprender con un negocio, se tienen que hacer varias diligencias para estar al día con diversos entes y obtener una validez. Aquí es donde empieza la búsqueda de información, una guía para saber qué direcciones tomar. Este artículo te permitirá hacer las gestiones para dar de alta una empresa, conseguir una identificación, las respectivas inscripciones y más. En el camino tendrás que aportar alguna documentación (lo verás a lo largo del artículo). Sin embargo, por ahora, te podemos adelantar lo siguiente:

  • DNI. Deberá estar vigente. Si se trata de una empresa constituida por diversos socios, tendrán que portar el documento de identificación cada uno de ellos. 
  • Modelos de Hacienda. En primer lugar, será el modelo 036 el que aplique para esta tramitación. Posteriormente, el tipo de actividad a desarrollar aplicará otros formularios más específicos. 

¿Qué se necesita para crear una empresa en España?

Es seguro que te hayan comentado, o simplemente hayas deducido, que darle vida a una persona jurídica no es sencillo. No obstante, no es tan complejo como dicen y con un asesoramiento adecuado podrás obtener frutos. Te vamos a mostrar algunas de las consideraciones más importantes. 

Entender el mercado

Lo principal es conocer el mercado directo donde va a operar tu sociedad. Es posible que, en determinadas partes del país, el producto “x” sea un éxito y eso no indica que será tal cual en el resto del territorio. Con esto te queremos decir que debes conocer si tiene potencial para crecer, qué tan innovador puede resultar, hay que conocer posibles competidores, la demanda, etc. Además, es útil hacer una evaluación de todas las cualidades, características y puntos negativos de tu negocio. 

Plan de Marketing

En línea con lo dicho anteriormente, una planificación de marketing completa es necesaria para definir objetivos y lograr resultados. Te encontrarás con un amplio contenido en marketing analítico (mercado, clientes, aspectos legales, etc.), marketing estratégico (posicionamiento en redes, campañas y definición de enfoques de segmentación) y marketing operativo (costes, producción, organización y conexión). Si no estás muy claro en estos temas, siempre puedes buscar a alguien con experiencia o hacer un curso. 

Página web

El medio digital no se debe dejar de lado o subestimar. Si una empresa no tiene presencia en las redes, sus productos pasarán desapercibidos para los internautas interesados. Por lo tanto, te recomendamos hacerte dueño de un dominio para la página web que la compañía necesitará. En ese sentido, es factible recomendar que el nombre tenga una palabra clave. Así es más fácil obtener la atención del público, aparecer en los resultados de los buscadores y relacionar el producto. 

Otro aspecto relevante es la extensión del dominio (ccTLD), que puede ser .es, .com, .net, etc. Elegir .com es una buena opción porque no pertenece a ningún país y está orientado a un mercado global. También, puedes disponer de .es si prefieres identificar la nacionalidad española. Y, por supuesto, la imagen que tendrá la web es fundamental. Debe tener un aspecto original, llamativo, que se pueda comprender y atrape a los seguidores. 

Conocimientos contables

El negocio siempre tendrá obligaciones por atender. Incluso si el dueño de la empresa no pretende llevar la contabilidad, estos son aprendizajes que no están de más. Según el Código de Comercio, se deben hacer los registros en el libro diario, libro de inventarios y cuentas anuales. Igualmente, habrá que mostrar la información periódicamente a Hacienda y al Registro Mercantil. 

Aunado a esto, hay que mantener los soportes de las ventas y compras. Razón por la que puedes buscar a un contador para encargarse de estas responsabilidades fiscales/contables o informarte. Con el tiempo verás que no es difícil. 

¿Qué forma jurídica seleccionar?

Hay muchos tipos de empresas, todas tienen particularidades y es conveniente tenerlas presente antes de tomar una decisión definitiva. Para efectos de España es preferible centrarse en las siguientes formas: 

  • Sociedad de responsabilidad limitada. Como su nombre lo indica, la responsabilidad de los socios estará establecida desde el inicio y tendrá un límite. Esto se debe a que cada socio hará aportes para conformar el capital de la sociedad y de ahí se verá su nivel de implicación y derechos. Lo que a muchos les parece una ventaja es que la puede fundar 1 persona y su mínimo de capital es de 3 000 euros.
  • Sociedad limitada laboral. El capital social estará formado por 2 personas o más, donde gran parte de la sociedad tendrá que laborar directamente para la misma. Es decir, más de un 50 % del capital estará repartido entre los mismos trabajadores. Se guardarán reservas legales provenientes de un porcentaje de utilidad anual. Y la cantidad mínima de capital es de 3 000 euros. 
  • Sociedad anónima. El menor valor que puede tener el capital es de 60 000 euros y se divide en acciones. Las empresas de este tipo se conforman con la participación de 1 persona. Aunque, por lo general, se crean con el objetivo de obtener financiamiento para cumplir grandes proyectos. Además, los mayores números de acciones de los inversores determinarán si tienen más derechos a formar parte de las decisiones.  

Paso a paso de cómo ejecutar los trámites para crear una empresa en España

A pesar de que son varias personalidades jurídicas, todas tendrán que hacer las diligencias que te describiremos a continuación. 

  1. Adoptar una personalidad jurídica. Ya sabes cuáles son las principales en España y sus diferencias. 
  2. Obtener la certificación negativa. 

Con este documento estarías dándole un nombre a tu sociedad y probando que no existe otra empresa con una identificación igual. Se realiza a través del Registro Mercantil Central y tiene una duración de 6 meses. Si en los 6 meses próximos a obtener el certificado no se ha inscrito, el nombre podrá ser tomado por otro emprendedor. 

  1. Componer los estatutos. 

Aquí irá toda la información de la empresa: nombre, razón social, actividad económica, dirección y normativas o disposiciones entre los socios. 

  1. Crear una cuenta bancaria con el nombre de la sociedad. Luego de eso, depositar la cantidad de dinero acordada de capital (no hay que mover el dinero hasta que culmine el proceso de inscripción). 
  2. Gestionar el NIF en la Administración. Tendrás que comparecer los estatutos y el modelo 036. 
  3. Ir al notario con los socios y firmar la escritura pública de la sociedad. 
  4. Dirigirse al Registro Mercantil de la localidad e inscribir la empresa. 
  5. Con los pasos anteriores listos, tu empresa será un hecho. Las últimas gestiones serían determinar cuál es el epígrafe del IAE (llevar el alta a Hacienda) y presentar los libros en el Registro Mercantil.

¿Los extranjeros pueden fundar una empresa en España?

Esta es una duda que te puede surgir. Afortunadamente, la respuesta es afirmativa. Las personas pertenecientes a la Unión Europea y al Espacio Económico Europeo pueden crear una empresa en España. De la misma manera, están los foráneos no comunitarios que precisarán de una visa de emprendedor para poder adquirir el derecho. Dentro de las facultades, encontramos que la puede fundar un único propietario. También, establecer una sede de otra compañía del exterior (UE) anteriormente establecida. Para ello, se debe cumplir una serie de lineamientos: 

  • Condición legal de residencia en España. 
  • Tener la mayoría de edad.
  • Expediente sin reseñas de sentencias penales. 
  • Exhibir una postura legal apta y ningún inconveniente con países europeos. 
  • Poseer seguro para la salud en el país.
  • La compañía tendrá que generar empleos. 
  • Corroborar que la economía personal es suficiente para emprender el proyecto y cubrir todas las necesidades del mismo. 
  • Con respecto al negocio, tu perfil profesional tiene que demostrar experiencia en el mismo campo (del objeto económico) o estudios. 
  • La empresa entrará en cualquiera de los rubros económicos existentes. Debido a eso, requiere estar en concordancia con la legislación que le corresponde.

Cuando tu situación legal como extranjero sea atendida y cumpla todos las pautas oficiales, procede a crear una empresa en España. Las instrucciones para dar de alta son prácticamente las mismas. Existen algunas consideraciones singulares, como la presentación del modelo EX07, el pago de tasas por residencia, crear una cuenta de banco española, etc. 

Ya pudiste observar que los trámites para crear una empresa en España no son inalcanzables. ¡Recuerda que lograrás tener éxito si realmente te esfuerzas!

Más trámites laborales

Ir arriba