Cómo hacer trámites para alquilar un piso

Cómo hacer trámites para alquilar un piso

En España desde hace mucho tiempo se estableció que un piso es el tipo de inmueble que se ajusta más a las posibilidades de un ciudadano promedio e incluso inmigrantes. Cuando hablamos de «piso», nos estamos refiriendo a una vivienda de 2 o más habitaciones. Los trámites para alquilar un piso se tienen que hacer con mucho cuidado, puesto que no solo es ubicar un sitio y firmar, sino también estar en concordancia con los requerimientos legales del país y más. Te vamos a dar todos los detalles que debes saber para lograr una transacción satisfactoria. 

¿En qué consiste el trámite y qué comporta? 

La acción de alquilar, desde el punto de vista del inquilino, se basa en contar con un bien material por una cantidad de dinero y tiempo debidamente constatado. Entonces, la finalidad de esta gestión es tener un lugar donde vivir, hacer uso de una instalación, desarrollar actividades de una persona jurídica, entre otras. 

Generalmente, se establece un contrato donde ambas figuras llegan a un acuerdo con los múltiples factores que envuelve el alquiler. Por otra parte, podría no haber un documento escrito, simplemente un convenio de palabra. Lo inconveniente de ese caso es que posteriormente no hay una prueba física y, si ocurren problemas, no hay mucho que un profesional pueda resolver en un juzgado. 

Sabiendo lo anterior, hay que tener a la mano algunos documentos para poder proceder como inquilino: 

  • Documento Nacional de Identidad. Siempre hará falta que esté vigente. Es específico tener el original y una copia. 
  • NIE, pasaporte y tarjeta de extranjero. Si eres extranjero, ya sabrás que esta es tu carta de reconocimiento. 
  • Comisión. Suelen exigir la liquidación de un mes anticipado, y una garantía adicional.
  • Contrato de trabajo. Es una evidencia de tu sueldo, demuestra que puedes cancelar mes a mes. Si no laboras, podrías emplear otra forma para lograr el cometido o hacer pagos adelantados. 
  • Aval. No es del todo común, aunque podría ser necesario. Estarías dejando la responsabilidad a otro a través de un instrumento del banco, de modo que pague la deuda en tu lugar (tiene relevancia si no eres capaz).  

El contrato de alquiler y su función

En la Ley de Arrendamientos que se aprobó recientemente, se trata la dinámica del arrendamiento y subarriendo.  

Si vas a iniciar en esto, precisas saber que, si alquilas un piso a alguien que ya es inquilino (arrendador inicial), no puede haber un trato sin el consentimiento del propietario. Tampoco dar una mensualidad por encima o equivalente a la que tiene que pagar el arrendador inicial. Todos estos son aspectos para asimilar y así evitar un mal momento. 

Así mismo, que el tiempo de tu estadía en el inmueble dependa de lo que haya estipulado el arrendador inicial. Existe una prórroga anual que igualmente queda en el documento ya celebrado. En cambio, si no hay un período definido, es factible decir que se trata de 1 año. Otra acción que se puede tomar es no renovar, para eso hay que informar un mes antes de que llegue la fecha que marca el año de arrendamiento.

Acciones antes de firmar el contrato

En la actualidad es muy fácil hacer un mal negocio, salir estafado, quedar inconforme y darle el visto bueno a algo sin tenerlo claro o dominado. Por eso te proporcionamos los siguientes puntos: 

  • No realices la búsqueda en sitios de baja confianza. Emplea los que tengan buena reputación y el contenido de los anuncios sea veraz. (Pisos, Idealista Fotocasa, etc)
  • Lo que sigue es corroborar que el individuo implicado sea el propietario del lugar. 
  • Si está dentro de tus posibilidades, analiza la escritura con un profesional. Sino, lee cada uno de los términos. Fíjate que los deberes del casero en algunas ocasiones sea pagar si algún electrodoméstico falla. Pero no será de la misma forma si rompes algo, por ejemplo. 
  • Lleva contigo la constancia de trabajo. Es posible que no te la pidan, no obstante, te posiciona en ventaja en cuanto a las otras personas que estén optando por el mismo hogar. 

Ahora, también hay una serie de documentos que el dueño tiene y te hará falta revisar antes de sellar el trato: 

  • Certificado de la comunidad autónoma. Esto es referente a que el Estado aprueba el uso energético. 
  • Certificado de habitabilidad. En esta cédula se expone que el domicilio cumple con todas las reglas de habitabilidad (seguridad, diseño, equipamiento, iluminación, etc).
  • Papel donde se verifique que la propiedad es apta para ser alquilada. 

¿Es más recomendable alquilar a una agencia o a un particular? 

Particular 

La comunicación es más personal, lo que es un punto a favor en el caso de querer negociar las condiciones del contrato. Igualmente, tendrías oportunidad de hablar mejor del dinero. Si le haces ver que tienes buenos valores, es posible que el arrendador se muestre comprensivo.

En el mismo sentido, la tramitación sería más económica, ya que no hay intermediarios. Lo malo es que el particular podría tardar en hacer las diligencias en las instituciones que lo requieren. Aunado a eso, está la fianza, que la entregas y el casero debe hacer el depósito por su cuenta en el organismo autonómico. No sabes con seguridad si el titular va a cumplir. 

Agencia

Con la agencia el proceso de investigación, gestión y guía es eficaz. No vas a perder ocasión, se van a dedicar a atender tus requerimientos, el registro estará a tu favor y más. Lo único a tener en cuenta es la retribución que se abona por los servicios de abogados y otros profesionales del área. 

Paso a paso de cómo ejecutar trámites para alquilar un piso

  1. Indaga en los periódicos los pisos disponibles (o en páginas web de agencias). 
  2. Presenta tu documentación al arrendatario y haz formalmente tu solicitud. 
  3. Habrá un lapso para visitar, tomar fotos, hablar con vecinos y pedir el inventario de los objetos. 
  4. Llevar referencias, hacer el depósito de las mensualidades y fianza. 
  5. Dialogar sobre el convenio. 
  6. Una vez decidido, van a la agencia o gestoría a firmar el contrato y obtener las llaves.

Los trámites para alquilar un piso no tienen que ser tediosos. Si vas por las vías correctas, conoces tus derechos, estás alerta y te comunicas: el intercambio será satisfactorio. ¡Esperamos que tengas las llaves en tu poder pronto!

Más trámites Personales

Deja una respuesta

Ir arriba