Cómo hacer los trámites para conseguir el certificado energético

Cómo hacer los trámites para conseguir el certificado energético

Para poder concretar operaciones que involucren viviendas o locales, hace falta tener a la mano una serie de documentación indispensable. Ahí entra la eficiencia energética y su relevancia para estas actividades. Aun así, si no lo sabes, te presentamos toda la información útil de cómo hacer trámites para conseguir certificado energético para que puedas desenvolverte sin problema. Aunado a eso, todos los pasos para lograrlo y detalles útiles. ¡Continúa con la lectura!

¿En qué consiste el trámite y qué comporta?

Si una persona está interesada en comprar un piso, querrá tener en cuenta muchos datos del espacio, la ubicación y cómo funcionan los servicios a plenitud. Los propietarios deben conseguir este documento para gestionar sus actividades y para el uso de los nuevos inquilinos o posibles compradores, además de eso, es necesario entender en qué consiste. Este trámite se realiza para conocer y evidenciar todo lo concerniente a la energía que tiene cada inmueble. Lo que es muy importante si consideramos el monto de las facturas mensualmente. 

Así que, te mostramos la información que necesitas portar: 

  • DNI. Del dueño del lugar, en vigencia y original. 
  • Modelo de Autorización al Técnico Competente. Este formulario se consigue de acuerdo a la comunidad autónoma. En él se autoriza ante la Administración que un profesional llevará a cabo la inscripción del certificado. 
  • Referencia catastral. Esto se exige para conocer dónde está ubicado el inmueble en la cartografía catastral. Es, básicamente, un código único que se le asigna. Se adquiere en la oficina del Catastro. 
  • Procedimiento para la certificación. Hay que señalar el tipo de procedimiento. Esto corresponde directamente a las características de la propiedad (nueva, antigua, uso comercial o residencial). 

¿Qué es certificado de eficiencia energética?

El certificado de eficiencia energética es un documento que contiene información sobre la eficacia eléctrica de un edificio y la cantidad de energía que emplea para funcionar. 

Para calcular el gasto de potencia se emplean los registros del curso normal durante un año. Es decir, cuando el bien está ocupado, se lleva un registro de su dinamismo energético anual y eso se va tomar para el documento. 

Asimismo, es posible que el técnico encargado haga sugerencias para optimizar el aprovechamiento, pero en la mayoría de los casos no es una exigencia o un factor determinante. Al final, esta evaluación junto con su etiqueta están para informar. Claro está que el objetivo de la Unión Europea es que cada sector sea competente y cumpla con la normativa. Esta y otras características son las que hacen a un justificante tan necesario. 

La escala de identificadores energéticos se expresa con letras, significan lo siguiente:

  • A (verde oscuro): corresponde a la capacidad energética máxima. 
  • B (verde claro): efectividad alta. 
  • C (verde lima o amarillento): todavía es una eficacia aceptable. 
  • D (amarillo): es estándar. 
  • E (anaranjado): emplea más energía y no tiene una aptitud tan buena. 
  • F (naranja oscuro): trabaja con mucha deficiencia. 
  • G (rojo): el inmueble no tiene rendimiento alguno. 

¿Es obligatorio este certificado energético?

En España se hizo presente el Real Decreto en 2013, desde entonces, ha sido una obligatoriedad para todos los que venden o alquilan obtener esta cédula. Previo al momento de ofrecer el inmueble se debe efectuar esta gestión. Así, cuando la promoción inicie, ya se cuenta con este dato imprescindible. 

Muchas personas que se encuentran en este medio no estuvieron de acuerdo con pagarle a alguien calificado para que revisara su espacio. Lo que los llevó a intentar hacer trampa, en consecuencia, tuvieron que cancelar una multa alta. Dependiendo de la falta se cobrará un monto u otro. En el particular de las adulteraciones, se puede llegar a pagar más de 5.900 euros. 

Te preguntarás: ¿por qué tanta insistencia? La respuesta está en que el titular tiene que reconocer públicamente cuál es la posición energética por medio de la etiqueta. Cuestión que permite a las familias saber si están en posición de pagar la electricidad y las obligaciones tributarias. En resumen, se convierte en un derecho para aquellos que están interesados.

¿Qué se considera para entregar el certificado energético?

Con el fin de otorgar un comprobante adecuado, el técnico irá a tu hogar o tienda comercial para hacer pruebas, capturar fotos y visualizar cada aspecto importante. Lo que se toma en cuenta, principalmente, es lo siguiente: 

  • Orientación del inmueble. 
  • Situación. 
  • Envolvente térmico
  • Apariencia del suelo y las fachadas.
  • Estado de las ventanas.
  • Instalación de iluminación, calefacción, agua y enfriamiento
  • Determinar si las áreas son habitables. 

Las modificaciones que son factibles

Como te comentamos con anterioridad, el especialista se encargará de especificar cuáles son las fallas y qué se puede enmendar para aumentar la medida en la escala. Ahora, si quieres una recomendación extra, te comentamos las actualizaciones más comunes.  

En las ocasiones más extremas pudieras requerir paredes y suelo nuevo. Con la finalidad de que el aislamiento sea el correcto, aunque sería en zonas muy específicas. Mientras que incluir objetos como bombillos LED sería bastante trascendental porque operan específicamente para ahorrar y emiten menos calor. Así como cambiar puertas y ventanas

Paso a paso de cómo ejecutar los trámites para conseguir certificado energético

Seguramente ya se comprendió la parte previa, por eso continuamos con las actividades a efectuar. Fíjate cómo será:

  1. Realiza una búsqueda en los colegios de las carreras (arquitectura e ingeniería) o en Internet para encontrar a un inspector. Están los técnicos habilitados que se preparan mediante un curso, queda de tu parte la selección. Lo usual es elegir a un graduado y verificar su experiencia. Compara cada perfil. De igual manera, está atento al cobro de honorarios. No te fíes si es demasiado económico. 
  2. Contrata los servicios de un capacitado. 
  3. Entrega los documentos. Igualmente, te piden las facturas de luz, agua, gas, etc. 
  4. Acuerda la visita para la revisión del bien. 
  5. Computación de los datos extraídos. Mediante un programa informático verificado por el Ministerio de Industria conseguirá la calificación energética y expondrá las notas adicionales. 
  6. Fijar las tasas a pagar en la Administración con el informe. 
  7. Registrar el certificado en el organismo de tu comunidad autónoma. 
  8. Espera la entrega de la etiqueta. Suele variar, dependiendo de la zona, desde 20 días hasta unos meses. 

Nuestra guía de cómo hacer trámites para conseguir certificado energético llega hasta aquí. Sabemos que son muchos puntos en total y acaba siendo complejo, el lado bueno es que la renovación de este documento se hace cada 10 años.

Más trámites Personales

Deja una respuesta

Ir arriba